Editorial

El 2014 queda en el balance como un buen año para las tecnologías de la comunicación y de

El 2014 queda en el balance como un buen año para las tecnologías de la comunicación y de la información en nuestro país. A modo de breve resumen podemos decir que: la puesta en órbita del Arsat-1 —el primer satélite de telecomunicaciones diseñado y producido en Argentina—, la licitación de espectro para comunicaciones móviles —incluida la llegada de servicios 4G—, las obras de la red federal de fibra óptica y la iluminación de algunos de sus tramos, la reglamentación de los operadores móviles virtuales y la sanción, ya finalizando el año, de la ley “Argentina Digital” ponen en evidencia un nivel de iniciativa importante en materia de políticas públicas en comunicaciones con vistas a modernizar, mejorar y ampliar mucha de la legislación, servicios e infraestructura existentes.

Desde las páginas de Revista Fibra intentamos dar cuenta de las discusiones y divergencias en torno a esas iniciativas durante el 2014 y lo seguiremos haciendo durante este 2015 que comienza. Pero, visto en perspectiva, el saldo es más que auspicioso. Incluso para el debate.

Lo interesante de cara al nuevo año es que parece que continuará la hiperactividad en el sector, con la anunciada puesta en órbita del Arsat-2, la inversión que demandarán las nuevas asignaciones de frecuencias para servicios 4G, la iluminación de más tramos de la red federal de fibra óptica (REFEFO) y, sobre todo, con la reglamentación y aplicación de la ley “Argentina Digital”. Entre las novedades, quedarán para el análisis cómo impactará esta norma en el sector audiovisual —fundamentalmente ante la posibilidad de que las TELCOS brinden servicios audiovisuales— y de qué forma el espíritu de generar un mercado con mayor oferta y mejor calidad de servicios pasa del papel a lo real. Todo esto en un contexto en el que la discusión en torno al uso de la redes, la neutralidad de red y la disputa de mercados entre los carriers y los operadores over the top (OTT) parece ir en aumento a nivel global. Con este panorama, temas no faltarán durante los próximos 12 meses.

Para una publicación que cubre la actualidad del sector, este nivel de debate, discusión e iniciativa es siempre una buena noticia. Tenemos la suerte de poder compartir este tiempo y esperamos pensar y proponer desde nuestras páginas lo saldado y lo pendiente para el 2015. Esperamos que sea otro buen año.

Pin It