Video 360 y Realidad Virtual: hacia una nueva dimensión (Parte 2)

Las nuevas cámaras de video inmersivo propuestas por la industria Por Diego Rodríguez (*) En esta nueva entrega, recorreremos

Las nuevas cámaras de video inmersivo propuestas por la industria

Por Diego Rodríguez (*)

En esta nueva entrega, recorreremos algunas de las cámaras generadoras de video inmersivo que se lanzaron al mercado y que están siendo utilizadas tanto en el ámbito hogareño, en videos personales, ocasionales y producciones en redes sociales como así también en el ámbito profesional.

En la edición anterior de Revista Fibra hemos introducido el concepto de video 360, técnicamente conocido como “video esférico” o “video inmersivo” y la realidad virtual lograda a partir de la reproducción y visualización de dicho formato desde ciertos dispositivos. Mencionamos los cambios radicales que el mercado completo sufriría a partir de este nuevo formato de video y cómo ataca a los distintos puntos de la cadena de televisión o consumo de productos audiovisuales, desde la producción y generación del video mismo hasta el consumo por parte del televidente en el que su experiencia completa se ve adaptada.

Así fue como introducimos los cambios en: producción, postproducción, distribución, terminal y usuario, al dar detalles específicos del concepto del cambio y dejamos el análisis exhaustivo de los últimos dos puntos para ediciones posteriores. Además, mencionamos el nuevo ecosistema de dispositivos de captura, cámaras generadoras de video esférico y sus especificaciones técnicas, tema que analizaremos en profundidad en esta entrega.

Si se empieza por el punto de captura, como tradicionalmente el mundo del video se ha caracterizado, el mercado propone desde cámaras profesionales con alta prestancia y generaciones de videos de la más alta calidad, hasta opciones hogareñas, portátiles y prácticas para que el usuario mismo pueda generar sus propias experiencias. Es oportuno mencionar que la propuesta de cámaras pequeñas, portátiles o la integración a terminales como smartphones, está alineada con el visible crecimiento de originación de contenidos audiovisuales por las mismas personas, no profesionales del video, para ser trasladados, publicados y consumidos a través de redes sociales o canales de distribución de video masivo por sus mismos pares. Todas estas cámaras de generación de contenido deberán considerar y estar relacionadas a la herramienta que origine el video esférico (con sus “multi” o “superframes”) y entregue el formato acorde a lo que los reproductores finales necesiten. Por esta razón, ciertas cámaras poseen todos los recursos necesarios para la captura, el procesamiento y la formación del video en su mismo hardware, sobre todo las hogareñas cuyo requerimiento de procesamiento no es tan alto y agresivo.

Otro tipo de cámaras, las profesionales, requieren de hardware y recursos externos para el stitching (palabra en inglés que se traduce como “dar puntadas o puntos de sutura” y en video 360 denomina al proceso de juntar y pegar las distintas imágenes capturadas por las múltiples lentes de un arreglo de cámaras 360 y generar así el frame esférico) y rendering del video (palabra en inglés que define el proceso de creación del video final a partir de imágenes, secuencias o proyectos independientes) y la formación del video esférico.

Para el análisis, recorreremos algunas de las cámaras que se lanzaron al mercado y que están siendo usadas tanto en el ámbito hogareño, en videos personales, ocasionales y producciones en redes sociales como así también en el ámbito profesional.

Ricoh Theta

Comenzando por las opciones de cámaras existentes, desde las más sencillas y destinadas al mundo personal, encontramos la marca Ricoh y su modelo Theta S. Este modelo combina un diseño práctico para usuarios casuales, con orientación a las nuevas prácticas de foto y video en primera persona (selfies) con variadas opciones de accesorios para incrementar la prestancia. En dimensiones, la cámara es la más pequeña del mercado, con 44 milímetros de ancho, 130 de alto y 23 de profundidad, con un peso aproximado de 135 miligramos. La captura está compuesta por dos lentes angulares, una de cada lado del dispositivo, con exactamente las mismas especificaciones cada una. Las lentes angulares pueden capturar y generar un video de 1920 x 1080 de resolución máxima a 30 fps (siglas que denotan la cantidad de imágenes por segundo) y los mismos valores máximos para la grabación del video o la emisión del video en vivo. La resolución y calidad final de generación o la emisión en vivo dependerá de la potencia de recursos requerida de acuerdo a la dinámica del video capturado. Es importante considerar que la resolución de imagen en reproducción de usuario (la experiencia final) dependerá del tipo de reproductor, el movimiento a través del video y el aumento (zoom) del mismo. Opciones de menor resolución también son aceptadas, por ejemplo, 1280 x 720 a 30 o 15fps, y la menor de 720 x 480 a 30fps. Los objetos deben superar la distancia de 10 centímetros para su óptima captura, los videos son comprimidos en AVC/H.264 y el audio en AAC, mientras que su tasa binaria de salida es de entre 6 Mbps para las más bajas resoluciones y de 16 Mbps para la máxima.

El equipo posee interfaces USB 2.0 y HDMI 1.4 (Micro Tipo-D), que pueden ser utilizadas para las emisiones en vivo, y wifi que permite trasladar las fotos y videos capturados a un dispositivo externo, como así también, enlazar la cámara con el dispositivo y controlarla remotamente. En cuanto al almacenamiento local, cuenta con 8 GB interno. Además, es posible configurar la velocidad de obturación, la sensibilidad ISO, el balance de blancos y demás parámetros de forma externa desde la aplicación móvil o desde software en PC.

Samsung Gear 360

Una de las empresas que más está apostando al mundo 360 es la coreana Samsung. Su modelo Gear 360 ha sido uno de los más vendidos en todo el mundo,
y es actualmente la cámara de uso personal o semi profesional más elegida. Su estética, sus dos potentes lentes y el marketing que la empresa desplegó a lo largo de todos los continentes le han dado prioridad al ser elegida por los usuarios. A diferencia de la anterior, el arreglo de cámaras es en forma de bola o esfera con sus dos lentes angulares puestos en frente y reverso de la misma. Es una cámara pensada para todo terreno, resistente al polvo y a la salpicadura de agua. Su manejabilidad está dada por accesorios que le agregan el sostén y la maniobrabilidad. Su tamaño es de 56 milímetros de ancho, 66 de alto y 60 de profundidad, con un peso de 150 gramos. Los lentes permiten originar un video 4 K de 3840 x 2160 (1920 real activo) a 30 frames por segundo en su máxima resolución, con menos resoluciones configurables. Incorpora compresor de video H.265/HEVC (por sus siglas en inglés High Efficient Video Coding, en español, “Codificador de video de Alta Jerarquía”) necesario para el procesamiento del video Ultra HD. El audio es comprimido en AAC y el equipo tiene dos micrófonos incorporados.

El almacenamiento es a través de memoria externa (MicroSD) que puede alcanzar los 256 GB y posee interfaces wifi, USB 2.0, Bluetooth v4.1 y NFC (siglas del inglés Near Field Communication, “Comunicación de campo cercano” en español). El equipo permite ser manejado directamente desde sus comandos o a distancia desde su aplicación descargada en un equipo móvil o PC, con las mismas aplicaciones que permiten la configuración de los parámetros de captura, la edición básica de componentes del video y la publicación en Internet o en redes sociales.

GoPro OMNI

Como era de esperar, la empresa número uno de cámaras angulares, GoPro, presentó al mercado su arreglo de cámaras llamado OMNI (u OMNI Sing Rig), nombre con el que también se conoce a toda la familia de servicios y software que hacen posible la expresión 360 grados desde la captura hasta la publicación. El equipo, destinado tanto a uso personal como profesional, se basa en un soporte con forma de cubo donde seis cámaras GoPro Hero4 Black sincronizadas (única cámara GoPro que tiene un conector en su parte trasera que permite entrar a su bus de datos) se encuentran insertadas, una en cada cara del cubo. Para lograr el stitching de las seis cámaras, el arreglo cuenta con una herramienta de sincronización a nivel de píxel o muestra que le otorga la precisión necesaria para la formación del video y la edición. Una de las cámaras es considerada master y todas las demás se sincronizan a ella. Las medidas de este cubo son 120 milímetros de ancho, de alto y de profundidad. Cada cámara Hero4 Black puede capturar como máximo un video de 3840 x 2160 a 30 fps, o a resoluciones menores como 1440 líneas o HD de 1920 x 1080 líneas con hasta 120 fps. El equipo OMNI puede generar, a partir de la captura de las seis cámaras individuales, un video esférico de máxima resolución de 7940 x 3970 reales a una tasa temporal de 30 fps o, en videos de menor resolución, por ejemplo 5638 x 2819, a tasas de 60 fps. El video es comprimido en H.264, entregado en formato de archivo MP4 para su grabación y a tasas de hasta 45 Mbps. Por su parte, el audio es entregado sin compresión, PCM, con tasas de muestreo de hasta 48 khz.

El almacenamiento es externo otorgado por el soporte de memoria MicroSD de cada cámara con 64 GB de máximo y las interfaces son las correspondientes a cada cámara, HDMI, Wifi y Bluetooth, con una conexión wifi del arreglo para control y gestión remota desde un dispositivo móvil.

Para edición, la empresa conjuga este dispositivo con el software “GoPro Kolor que permite hacer trabajos de postproducción. También presenta el software GoPro Smart Remote que permite controlar el arreglo de cámaras, su sincronismo y todas sus herramientas con un alcance de hasta 180 metros. Como accesorio puede adquirirse un cobertor a prueba de agua que convierte al dispositivo en un originador de video todo terreno.

De más está decir que uno necesitaría de todas las herramientas para armar el completo set que propone GoPro. Por ese motivo, la empresa ofrece un paquete completo “all inclusive” donde el arreglo OMNI, las seis cámaras, las seis memorias, cargadores, softwares de edición y postproducción vienen en una caja por solo 5000 dólares. Esta solución es mucho más costosa que las anteriores pero ofrece las prestaciones profesionales que el dispositivo propone. Si uno cuenta con las seis cámaras, es posible adquirir solo el cubo y actualizar el firmware de las cámaras para el sincronismo.

GoPro Odyssey y Google Jump Camera Rig

A partir del desarrollo del soporte y de la tecnología del producto Jump Camera Rig por parte de Google, GoPro toma el mismo y lo adapta a sus cámaras GoPro Hero4 Black convirtiéndose en un arreglo circular (en anillo) de 16 cámaras GoPro sincronizadas a píxel capaz de capturar al máximo una experiencia de 3D 360 grados. El arreglo Jump sumado a la potencia de las cámaras GoPro es la expresión máxima de video inmersivo en arreglo de cámaras sincronizadas que produce una imagen final estereoscópica 3D 360 grados. El flujo de trabajo viene integrado con el software Jump Assembler que permite la recepción de las 16 imágenes angulares capturadas, el sincronismo, el ajuste, el rendering y la formación de un video esférico final de hasta 8K a 30fps. Las medidas del arreglo circular son de 294 milímetros de diámetro por 65 de altura con un peso de 6.5 kg. La resolución de video esférico final generado por el software Jump puede ser de 2K x 2K comprimido a una tasa de binaria de 150 Mbps o un producto de video de máxima expresión de 8 K x 8 K a 600 Mbps. Siempre usando H.264 como codificador de compresión y MP4 como formato de archivo.

El almacenamiento está brindado por 16 slots de memorias MicroSD. El equipo utiliza los 16 micrófonos procedentes de las cámaras individuales y en el mercado se ofrece un paquete conteniendo todos los productos para formar el arreglo completo por 15 000 dólares (es necesario adquirir aparte algunas licencias de softwares de edición y demás sistemas).

No es una cámara hogareña sino que está ideada y pensada para uso 100% profesional, en set de filmaciones o para generar videos panorámicos en puntos estratégicos y con la más alta resolución de salida.

Nokia OZO

Dentro de las soluciones más profesionales del mercado de producción y postproducción de video inmersivo y esférico, encontramos a Nokia y su muy bien valorado modelo OZO, destinado para sets de producción profesionales. Este arreglo de cámaras se presenta con seis lentes angulares sincronizados de 2K x 2K, con un arreglo de sonido surround (envolvente) muy novedoso y físicamente con forma de bola con un tamaño un poco más pequeño que una pelota de voleibol. Cada lente tiene un ángulo de captura de 195 grados con apertura de f/2.4, lo que lo posiciona como una de las cámaras de mejor calidad y el dispositivo puede originar tanto un producto final monoscópico (2D) o estereoscópico (3D) para mejorar aún más la experiencia de inmersión (en el caso de estereoscopia, la cámara estaría generando dos señales individuales, destinadas una para cada ojo).

De manera de permitir la mayor expresión de calidad de captura para la edición y generación de video, el equipo puede entregar la filmación en ocho canales de video con una resolución máxima de 4 K 3840 x 2160 cada cámara y audio sin compresión (raw video and audio) a través de interface 3G-SDI (SMPTE 242M, conector DIN) o contenidos en en formato archivo MOV. Múltiples adaptadores son permitidos para llevar la señal a USB o Thunderbolt. El equipo, además, posee wifi para control y gestión remota. El sistema de creación y edición involucrado, y que corre en un hardware separado, puede luego trabajar el proyecto y comprimirlo con H.264/MP4 en las tasas deseadas.

Cuenta con un almacenamiento interno de estado sólido con 500 GB de capacidad que permite unos 45 minutos de grabación interna.

El costo actual con el kit completo de softwares e interfaces, es de aproximadamente 45 000 dólares, lo cual marca que es una cámara 100% para el ámbito profesional. Además, dadas su filosofía de entrega de video de muy alta calidad con la menor compresión, el equipamiento posterior para el tratamiento del mismo deben ser potentes ordenadores sin escasear de recursos y permitir ejecutar los sistemas OZO Creator u OZO Remote.

En esta edición detallamos algunas de las cámaras de video inmersivo o esférico más representativas del mercado actual, tanto en ámbito de video personal como en sets profesionales. La industria ya las propuso y las impuso, los usuarios están empezando a descubrir sus virtudes y las nuevas experiencias formadas a partir del irruptivo formato de video. En las ediciones posteriores de Fibra, analizaremos el usuario y los terminales de reproducción del video 360 y el cambio de paradigma en el consumo audiovisual.

(*) Lic. en Análisis de Sistema. Actualmente, Director de Ingeniería en Fox Latin American Channel. Docente titular de “TV Digital” en posgrados de Tecnología y Servicios/Redes en Facultad de Ingeniería de la UBA y UTN. En Twitter es @diegorTVD

Pin It